La tejapride en la sala del museo